26.4.17

Con historieta evocan a estudiantes del 68

 




































El pasado 8 de abril el historietista Augusto Mora fue al foro de la Brigada para Leer en Libertad (Alameda Central de la CDMX) donde mostró su nuevo comic "En busca de una voz", obra sobre el Movimiento Estudiantil de 1968, mismo que el 2 de octubre de ese año acabó con los jóvenes masacrados por soldados y el Batallón Olimpia en la unidad habitacional de Tlatelolco.

En entrevista el autor dijo que este trabajo ganó un concurso en 2105 para el "Memorial del 68" del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, y se interesó por la gráfica de protesta de ese movimiento que buscaba libertad de expresión. Su novela gráfica anterior "Grito de Victoria" lo hizo investigar sobre ese tema con el cual obtuvo material para este comic.

Relata la historia de la adolescente "Pauline" que tiene una discapacidad del habla pero que a pesar de eso se interesa por el movimiento para expresar a todos lo que tiene que decir. Esta es una publicación muda como ella, porque busca rescatar la importancia de la gráfica como lenguaje e identidad de un movimiento en una época donde la juventud no era escuchada.

No hay diálogos ni globos de textos porque pretende contar su historia a través de imágenes y símbolos para que cualquier persona no importando su idioma pueda entender esta historieta. El hecho de que la protagonista no habla tiene un signo en esta publicación de sólo 12 páginas en blanco y negro que está impresa bajo el sello autoral MQ Comics.

Decidió que sea una historia silenciosa porque recuerda la falta de voz y opinión en la vida pública y política que tenía la juventud hasta ese año y que de alguna manera en ese momento descubrieron la forma el poder gritarle al mundo que existían. "Pauline" no puede hablar y buscó que se difundiera esa falta de palabras para expresarse a través de la carencia de textos.

Exigen su lugar

Este movimiento representa para él la necesidad de los jóvenes de exigir un espacio en la sociedad, y agregó que "además de ser un movimiento político significó un cambio significativo en la manera de ver la sociedad". Y los apoya pero dice que la juventud sigue viviendo en un país corrupto, con agresiones a la libertad de expresión y desapariciones forzadas.

Para la creación de esta historia ficticia basada en hechos reales usó una antigua entrevista para "Grito de Victoria" (2013) que le hizo a Raúl Álvarez Garín, quien fue uno de los líderes del Movimiento Estudiantil de 1968, y este le regaló el libro "Imágenes y símbolos del 68" que junto con su testimonio fue una fuerte influencia para este relato.

Y afirmó que más que explicar la Masacre de Tlatelolco esta publicación pretende rescatar el lado positivo de una organización juvenil con un fuerte poder de convocatoria: "Quise centrarme en la creatividad plástica de los jóvenes para plasmar sus exigencias en una pancarta. Y cómo a través del arte se puede protestar y unificar un movimiento".

De su aporte al comic mexicano con esto aclaró que se ha abordado poco ese tema del 68 en los comics (Rius lo hizo en "Los Agachados" en 1968) y cree que es importante dejar una memoria colectiva sobre los hechos notables de la historia por este medio. "Al momento de hacer un comic sobre cualquier tema este está siendo parte de la memoria de una comunidad".

Su nuevas obras estarán en mayo en la convención "Conque" en Querétaro, son una reedición de "Grito de Victoria"; narrativa gráfica de "El Halconazo" en 1971 y los movimientos estudiantiles del 2012. Y otro comic corto "La Caída"; la historia de un miembro de los "Minuteman Project" al encontrar un inmigrante ilegal en el desierto de E.U.A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario