21.1.17

Publican novela gráfica de baile

























El sello independiente “La Cifra Editorial” de la Ciudad de México acaba de publicar “Salón Destino”, un trabajo gráfico sobre baile, amistad y romance entre una pareja de jóvenes que se conocen bailando. El hombre que protagoniza esta historia tiene una vida vacía pero que cambia al descubrir a una mujer. Esta obra es del ilustrador Carlos Vélez, y como peculiaridad no contiene diálogos.

8.12.16

Homenajean al caricaturista Rius



Este día 7 de diciembre le fue entregado al caricaturista político e historietista Eduardo del Río “Rius” el primer Reconocimiento de Caricatura Gabriel Vargas de parte del Museo del Estanquillo “Colección Carlos Monsiváis” en la Ciudad de México, donde estuvieron invitados personalidades del comic, caricatura, periodismo y letras como Elena Poniatowska, Juan Villoro y José Hernández.

El monero Hernández (colaborador en el diario La Jornada, y las revistas Proceso y El Chamuco) dijo que Rius creó una crónica política con San Garabato, el pueblo ficticio del comic Los Supermachos, y agregó “tenemos mucho que agradecerle a Rius, por eso no solamente creo que lo mejor y lo más justo es estas dos palabras que se han repetido a lo largo de esta charla: Gracias Rius”.

Bernardo Fernández “Bef” resaltó tres detalles de Rius:

1.- Se le debe que los comics entraran a librerías y ahora sean vistos como objetos de responsabilidad cultural.
2.- Está pendiente valorar y apreciar con todo cuidado su aportación a la gráfica mexicana.
3.- “Haber estado siempre con el jodido” por llevar la historieta a la librería.
“Cualquiera puede hacer un buen cartón una vez, cualquiera puede hacer incluso un buen comic una vez, pero hacerlo de manera sostenida durante 60 años sólo lo ha hecho Rius, por eso hoy estamos aquí”. - “Bef”
Para la escritora y periodista Elena Poniatowska es el más entrañable de los caricaturistas, su muy abundante obra no sólo es la educación política, sino su educación sentimental. “Qué bueno que nosotros aquí presentes podamos aplaudirlo con todo el cariño y admiración que han crecido a lo largo de los años y pretenden arroparlo ahora que todos necesitamos un motivo para sonreír”.

El escritor y periodista Juan Villoro aseguró que “Rius es el gran caricaturista narrativo. Las cuatro letras que conforman su nombre son los cuatro puntos cardinales del humor en México. Eduardo del Río alertó las conciencias y nos hizo pensar de otra manera”. Opinó que durante su trayectoria siempre se ha mezclado el humor con la inteligencia, “es un caricaturista extremadamente culto”.

Habla el maestro

Por su parte Rius comentó que quería evitar este evento: “yo soy alérgico a los homenajes, creo que son cuando se muere uno pero aquí se están adelantado un poquito”, y agradeció a sus amigos, colegas, e igual a los que lo han calumniado. Añadió que este homenaje lo aceptó únicamente porque lleva el nombre de Gabriel Vargas que fue su maestro involuntario y un buen amigo.

Sobre el reconocimiento comunicó: “ojalá que siga adelante, los escritores y los literatos tienen un chingo de premios, de los caricaturistas este es el primero (ríe), lo logramos”, y añadió “espero que el próximo Premio Nobel sea para un caricaturista”. Aclaró que en su familia hay un Premio Nobel, y es Alfonso García Robles (Premio Nobel de la Paz 1982) que era primo hermano de su mamá.

Sus famosos familiares

Señaló también cómicamente (pero es verdad) que Marcelino García Barragán fue primo hermano de su madre y cuando fue Secretario de la Defensa se encargó junto al Secretario de Gobernación Luis Echeverría de secuestrarlo para fusilarlo el 29 de enero de 1969; se salvó porque otro pariente suyo intervino: el expresidente Lázaro Cárdenas habló con el presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Recordó que a los 8 o 9 años conoció con su hermano mediano Gustavo la historieta “Los Superlocos” de Gabriel Vargas, la empezaron a coleccionar pero fue el momento en que ambos ingresaron al seminario de los salesianos y perdió contacto con el comic. Pero siete años después lo expulsa el Padre-Director por descreído, y le dijo que alguien como él no podía transmitir fe a otros.

Al salir se puso a leer la biblia porque era vetada en el seminario y quiso recuperar su colección de Los Superlocos; no pudo porque su hermano mayor se la quemó. Después supo que Vargas sacaba su nueva obra “La Familia Burrón” y comenzó a leerla con Gustavo, hasta que se volvieron alumnos de él sin que se diera cuenta, esto lo influyó mucho en su carrera de historietista.

Una triste e impactante noticia

Casi al final avisó: “En este momento estoy ejerciendo una profesión de la que no estaba yo acostumbrado, hace cerca de dos meses me dijeron que yo pasaba a la naturalidad de enfermo terminal, ¿qué es eso de enfermo terminal? pues alguien que se va a morir, si todos somos enfermos terminales (ríe), no pero estoy enfermo terminal porque se alojó indebidamente en mi bello organismo un pequeño cáncer, dos pequeños cáncer, están chiquitos”.

Y siguió tranquila y amenamente como siempre ha sido: “Estoy pasando por esa etapa de mi vida que casi a todos nos ha pasado, así que no me sorprende demasiado. Entonces perdonarán que de momento se me doblen las piernas, ahorita mi cuerpo médico se está haciendo cargo de mí, me están garantizando que voy a morir en perfecto estado de salud”. (ríe y risas del público)

Terminó contando que buscó por mucho tiempo un recinto para crear un museo de la caricatura, recorrió varias partes de México hasta que encontró un local en Pátzcuaro y después otro en Guadalajara pero a Monsiváis no le gustaban, hasta que obtuvieron el edificio actual. Con eso Rius empezó a donar su obra y por eso aseguró: “entonces por ese pequeño detalle tengo este inmerecido premio y que lleva el nombre de Varguitas”.

Respeto y admiración

Con esta noticia inesperada se sabe que en algún momento partirá Eduardo del Río para siempre, pero Rius y su obra son y serán siempre un legado para los mexicanos. Él nunca dudó en criticar lo “incriticable”: Dios, la Iglesia Católica, la Virgen María Guadalupe, el PRI, el Ejército, la televisión, los E.U.A, el socialismo, entre diversos temas e instituciones, pero con un finalidad: educar al lector.

Su incansable lucha por la libertad de expresión hizo que lo despidieran en muchos trabajos, fue despojado de Los Supermachos, se volvió incómodo con el gobierno y por eso trató de matarlo, pero ni eso pudo evitar que siguiera expresándose con sus cartones, comics, revistas y libros, y que gracias a su capacidad de enseñar Carlos Monsiváis colocó a Rius junto a la SEP y Televisa como las tres principales instituciones educativas del país.

Sus dibujos nada bonitos muestran a una lectura “para principiantes” e invitan al lector a seguir más a un tema y reflexionar, ejemplo su libro “La panza es primero” donde juzga la pésima alimentación mexicana e incita a nutrirse con frutas, verduras y plantas. Este clásico activó la industria naturista en México. Autor conocido por rebelde, ateo, irreverente, divertido y didáctico pero muy acertado en sus investigaciones. No por nada el Che Guevara y el Subcomandante Marcos lo leían.

Por su trabajo ha recibido distintos premios, reconocimientos y homenajes como el Premio Nacional de Periodismo, la Medalla Generalísimo José María Morelos, el Global 500, premiado por el rey Carlos XVI Gustavo de Suecia, La Catrina en la FIL de GDL., en E.U.A la Conciencia del Pueblo Award entre otros, pero la mejor veneración la ha dicho él: “No acepto más homenajes que los mejores, que la gente te lea”.

Y que mejor forma de honrarlo que comprar, leer, discutir, analizar, criticar, y propagar sus publicaciones. Se necesitan muchas páginas para seguir hablando de Rius, un caricaturista político, pero lo distinguible es que ha tenido influencia en sus lectores (sus personajes han generado tesis, investigaciones, radionovelas, obras de teatro, caricaturas animadas y una película), que les han cambiado la manera de pensar, incluyendo al autor de este texto que le cambió la vida al leerlo. ¡Viva Rius!


“No acepto más homenajes que los mejores: que la gente te lea”
Eduardo del Río “Rius”.

Eduardo del Río “Rius” nace en Zamora, Michoacán el 20 de junio de 1934 pero desde pequeño se lo llevan a la Ciudad de México. Colabora en 1955 en la revista “Ja-Ja”. En 1956 fue monero en el diario Ovaciones y luego estuvo en otros. En 1965 crea Los Supermachos, en 1968 el comic Los Agachados y la revista La Garrapata. 1966 sale su primer libro Cuba para principiantes. En 1994 funda la revista El Chahuistle, y en 1996 El Chamuco. El seudónimo de "Rius" se le ocurrió al latinizar su apellido Del Río para que su familia no se enterara que se quería entrar al medio del periodismo.

27.10.16

Profesionales improvisan historieta con participación del público

Este pasado domingo acabó la Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México, ahí se juntaron ocho historietistas para dibujar en vivo un comic de cuatro páginas durante cuatro horas, esto fue desarrollado con la participación de las personas asistentes donde cuatro de ellas escogieron al azar cuatro palabras para que fueran dibujadas por los invitados.

23.10.16

Fallece historietista del comic Preacher






































Este 22 de octubre el escritor de comics Warren Ellis dijo por la mañana en su twitter que el dibujante inglés Steve Dillon falleció: “He confirmado que Steve Dillon ha muerto. Él fue un gigante, y será extrañado mucho”. Su hermano Glyn Dillon también publicó que está “Triste por confirmar la muerte de Steve, mi hermano mayor. Él falleció en la ciudad que amó (NYC). Él será muy extrañado”.

15.10.16

Publican historieta para regalarla y fomentar la lectura


Este 19 de octubre presentará el historietista español Ángel de la Calle la primera versión impresa de su novela gráfica “Pinturas de Guerra” al interior de la Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México a las 17 horas dentro del Foro Bertolt Brecht, donde además se regalarán ejemplares al público asistente.